viernes, 14 de noviembre de 2014

CREADORES DE INTEGRACIÓN.-

POR: AYOSE RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ
Miembro del Colectivo Voces Transversales


CREADORES DE INTEGRACIÓN
Creo que casi todos coincidimos en que alguna vez hemos creado o imaginado un mundo que entendemos utópico y en el que nos encantaría vivir. También dudo mucho que en alguna ocasión alguien no haya deseado volver a ser aquel niño o niña que fue, lejos de los problemas cotidianos, de las dificultades y con un objetivo claro y sencillo, jugar, ya fuera solo o acompañado de ese amigo o amiga que te hacía sentir feliz. La diferencia de todo esto es que dicho universo que diseñamos o aquél en el que transcurrió nuestra infancia no es el mismo. Para cada uno es muy diverso y distinto, como casi todo en la vida. Lo bueno es que esos sueños, esa burbuja a donde nos teletrasportamos, es un espacio temporal donde nos sentimos en paz y alcanzamos algo así como una armonía renovadora de nuestro estado de ánimo.
Reflexiones aparte, quiero en este artículo exponer una visión sobre un tema concreto: La integración. La diversidad abarca muchos espacios de la ciudadanía. Si juntásemos un grupo de cinco personas distintas, podríamos encontrar pluralidad en sus pensamientos, ideologías, creencias, culturas, procedencias, aspecto físico y psíquico, etc…, horas después veríamos cómo ese grupo comienza a dividirse, pues existen pequeñas similitudes que generan un “campo de atracción” entre esas personas. Al final de nuestra especie de ensayo, determinamos que de ese grupo inicial se han formado dos subgrupos, compuestos por dos personas cada uno y una ha quedado totalmente aislada, o lo que es lo mismo, un proceso de desintegración de una comunidad derivando un factor de exclusión social.
Atajar este problema es un tanto complicado, siempre habrá exclusión social de la misma forma que siempre queda un resquicio de algo. Lo importante es hacer un ejercicio preventivo que sirva para reducir dicho riesgo, fomentando la integración a través de elementos o mejor dicho, actividades que contribuyan a crear espacios de encuentro social entre las personas.
El deporte, utilizado como una actividad reivindicativa sirve para destacar una demanda común en concreto, pero además puede ser ese lugar de encuentro de personas no semejantes. Pruebas deportivas en las que seres humanos indistintamente de su condición física o psíquica puedan competir al mismo tiempo y dentro de un mismo espacio, es una combinación efectiva de integración social. El cine, la música o el teatro son otras formas eficientes de crear nexos de unión ciudadana. La educación, tanto la que proporcionamos los padres como la que se transmite en los colegios debe de ser esa herramienta que nos enseñe a ver más allá de nuestro propio individualismo, fomentando una percepción igualitaria sin hacer distinción sobre la procedencia, creencia o condición de aquella persona que es nuestro compañero o compañera. La tecnología avanza a pasos agigantados y con ella nuestros mayores corren riesgo de ser víctimas por quedar cercadas en años anteriores. Las Universidades Populares o simplemente los cursos de formación, son efectivos en la lucha contra la exclusión social de nuestros mayores. En conclusión, desde abajo hacia arriba o lo que es lo mismo desde los ayuntamientos hasta el gobierno central, la política es el instrumento más efectivo hasta ahora para generar integración y mientras siga siendo así, debemos combatir la exclusión social trabajando con política y desde la política.
VEGUEROS S.M.

viernes, 17 de octubre de 2014

CUESTIÓN DE EMPATÍA.-

Ayoze J. Rodríguez
Miembro del Colectivo Voces Transversales
CUESTIÓN DE EMPATÍA
Ponerse en el lugar de otra persona, saber lo que siente cuando algo le preocupa, entender sus pesimismos y sus euforias, interiorizar su lamento y hacerlos tuyos, en resumidas cuentas, mi definición de lo que es la empatía, una cualidad en peligro de extinción, pero que aún sobrevive aferrada a seres humanos, alejada de pensamientos individuales. Empatía les pido cuando lean estas palabras, dedíquenles un minuto de su preciado tiempo, les aseguro que hallarán un punto de encuentro con nosotros y nosotras y se sentirán parte de Canarias.
Creo que es muy fácil ponerse en nuestro lugar para quienes han tenido la oportunidad de visitar nuestra Comunidad Autónoma, pero a quien no conoce la diversidad de sus parajes, de sus rincones, de sus playas, de su clima, etc, le invito a que, por un momento, cierre los ojos y agudicen sus oídos. Imagine que está paseando por la orilla de una playa y escuche cómo el reboso de las aguas translúcidas del Atlántico pasa por encima de sus pies. Imaginen un entorno rodeado de una fauna marina rica en variedad o visualice una bandada de gaviotas reposando en el océano, no muy lejos de su mirada. Ahora abra los ojos, respire y vuelva a cerrarlos. Regrese a esa playa en la que estábamos hace un momento, pero en este caso, tiña de negro esas aguas antes cristalinas y esquive su espesura contaminada y si tiene estómago para soportarlo, asuma que a cada paso que da, encuentra un pez o una de esas gaviotas inmóviles y sin vida o agonizando, cubiertos de chapapote. Abra los ojos y si siente impotencia, pena, rabia, tristeza… ya sabe cómo nos sentimos los que vivimos aquí en Canarias.
Podría resultar demagogo, lo asumo, pero a veces para llegar a empatizar al cien por cien puede ser necesario rozar los extremos. Lo cierto es que el riesgo de que ese escenario que les acabo de mostrar se convierta en una realidad existe y nadie nos da garantías de que ese día nunca vaya a llegar.
Asumimos nuestra culpa; como en muchos lugares no hemos sabido diversificar bien nuestra economía o abrir nuevos nichos de desarrollo, viviendo en gran medida del turismo, hasta el límite en que ya no nos puede dar más de lo que nos da. Pero crean que lo hemos intentado. Canarias es un rincón afortunado, un espacio rico en viento, en sol y rodeado de mar, elementos que posibilitan el aprovechamiento de energías renovables y dejar atrás la utilización de combustibles fósiles y contaminantes. Pero como aquí se dice “no existe mayor enemigo de un canario que otro canario” y en este caso el ministro Soria se ha convertido en el malo de la película, creando un ambiente de inestabilidad en la inversión dentro del sector de las renovables, eliminando las bonificaciones a las mismas, empecinado en cerrarse al futuro y aún peor, generando el sentir en la ciudadanía canaria de formar parte de una región colonizada.
Ya han pasado varios minutos desde que empezamos esta conversación, quizás he logrado que algunos y algunas de ustedes hayan podido empatizar con mis paisanos y paisanas, quizás no lo he conseguido, pero sepan que nunca ha sido mi intención hacerles sentir mal. Si quieren formar parte de nuestra lucha, adelante; los canarios y canarias les tendemos la mano, y si no es el caso, no pasa nada, puede coger su reloj, retrasarlo unos cinco minutos y hacer como que nunca ha leído estas palabras, porque los canarios y canarias les seguiremos tratando con la misma simpatía y hospitalidad que tanto nos caracteriza.
VEGUEROS S.M.

miércoles, 15 de octubre de 2014

LO QUE SE JUEGA EN LAS PRIMARIAS.-

Salvador Suárez Martín
Miembro del Colectivo Voces Transversales

Lo que se juega en las primarias

Este mes se celebran las primarias del Partido Socialista para elegir su candidato/a al Gobierno de Canarias, las primeras abiertas, es decir, que para poder participar no es necesario ser parte de la militancia. Tres de los cuatro pre-candidatos/as han logrado los avales para poder participar en este proceso abierto a la militancia y a la ciudadanía en general, pero ¿qué se decide realmente?
Alguien podrá pensar: “qué pregunta más tonta” o “más mal intencionada”, pero quiero ir un poco más allá. Se elige entre tres candidatos/as con una trayectoria en política y con experiencia, apoyados por muchos militantes (basta ver el número de avales),  cada cual puede tener su preferido, y cada uno esta exponiendo su forma de ver las cosas, pero cualquiera que vaya a votar debería sopesar algunos aspectos. A pesar de lo que parezca, el programa del Partido Socialista realmente no lo decide el candidato sino sus órganos internos, es decir, el candidato tendrá voz, pero también las otras personas que aportan sus ideas al programa electoral, tanto de dentro como de fuera. Cierto que su opinión es importante y puede influir mucho, pero no asegurar. Parece que pueden decidirse posibles posiciones futuras sobre pactos, pero eso tampoco lo decide el candidato/a. Lo deciden las personas que votan democráticamente en los órganos de funcionamiento interno y la composición de los comités no va a cambiar. También se piensa que podría cambiar funcionamientos internos pero tampoco es así, se elige candidato/a, no Secretaría General. Serán las ejecutivas, los comités, las asambleas y los congresos quienes decidan todas estas cosas o las cambien. La regeneración de los partidos vendrá por la actualización de sus procesos y órganos internos, no sólo por las personas que encabecen sus listas.
Entonces, ¿por qué sería diferente escoger a uno/a u otro/a?  Lo que realmente se elige ahora es quién encabezará la lista y quién, con el resultado que logre, gestionará lo que decida la ciudadanía y los pactos, el gobierno o la oposición. En este aspecto se valorará su capacidad de gestión, de negociación, de trabajo, de consenso o de liderazgo… Es una decisión de voto diferente a la de las elecciones normales. Las promesas o propuestas quedarán en un segundo plano ante factores como los valores, el curriculum vital, las aptitudes y actitudes de los candidatos/as. Sería lo mejor elegir una candidatura solvente y sólida, aunque prometa menos cosas, ya que no sabemos que podrá cumplir. Y aunque esto es lo que realmente se elige tampoco es lo más importante de este proceso.
Lo verdaderamente importante es hasta qué punto este ejercicio de participación política, las primarias abiertas, es capaz de atraer a la ciudadanía, de aumentar su participación. El éxito de participación en los avales no significa que toda esa gente vaya a votar y aún así,el objetivo fundamental es implicar a gente fuera de la militancia. ¿Podrá atraer este proceso a mucha ciudadanía? ¿Cuánto será suficiente o qué número puede ser considerado un fracaso?
Otro factor en juego es el que los procesos democráticos, como casi todo, hay que aprenderlos. Gane quien gane y con los plazos que hay, lo lógico es que desde el día siguiente a la votación, estén todos trabajando en una misma dirección y pensando en las elecciones, ¿existirá esa madurez democrática o volverán los problemas internos?
Las primarias deben ser un proceso que intente democratizar los partidos políticos y que, de una forma u otra, llegará a todos los partidos, sean abiertas, cerradas, con avales o sin ellos. ¿Reactivará esto el voto socialista? ¿Atraerá a nuevos votantes? ¿Estará el resto de la ciudadanía interesada en participar? Son muchísimas preguntas que sólo se resolverán el día después de la votación y aún entonces cada uno hará su propio análisis. La verdadera pregunta, si tuviéramos que concretarla en una sola, sería ¿piensa la ciudadanía que las primarias abiertas son una verdadera herramienta para regenerar la política? Es decir, más importante que la persona que salga serán las cifras de personas que participen. Si el número es alto, el candidato/a elegido tendrá mucho ganado. Si la participación es baja, el ganador aunque sea por mayoría aplastante, debería preocuparse. Si la participación es alta, se demostrará que el futuro de los partidos políticos es ir acercándose a la ciudadanía cada día más y que las primarias, con las correcciones que vayan siendo necesarias, son una buena opción para ello.
Todo esto me lleva a una última pregunta, vital y decisiva... ¿por qué hay que participar? Primero, porque sí que es importante quién será la cabeza de lista del Partido Socialista. Cada candidato/a traerá consigo su experiencia, sus valores, su forma de trabajar y de afrontar los retos. Segundo, porque cualquier proceso participativo es importante, no podemos desaprovechar cualquier oportunidad de decidir y opinar sobre lo que pasa en nuestra sociedad. Y tercero, porque es una forma de demostrar que la apertura de los partidos políticos es el autentico camino de la regeneración democrática.
VEGUEROS S.M.

domingo, 12 de octubre de 2014

CONSULTA SOBRE LAS PROSPECCIONES PETROLÍFERAS EN CANARIAS: ¡¡¡ASÍ NO!!! .-

CONSULTA SOBRE LAS PROSPECCIONES PETROLÍFERAS EN CANARIAS:
 ¡¡¡ASÍ NO!!!

Mario Regidor Arenales
Miembro del Colectivo Voces Transversales

¿Cree usted que Canarias debe cambiar su modelo medioambiental y turístico por las prospecciones de gas o petróleo?
Esta es la pregunta que nos van a hacer, desde el Gobierno de Canarias, a todos los canarios este 23 de noviembre en lo que se convertirá en la primera consulta regional que se nos va a plantear desde la aprobación del Estatuto de Autonomía y sinceramente, creo que no se podía haber elegido una pregunta peor en su formulación. Me explico:
Vaya por delante que estoy a favor de la consulta y creo que el gobierno regional ha realizado los trámites legales y procedimentales necesarios para no menoscabar o socavar los preceptos que impiden a una comunidad autónoma, preguntar a sus ciudadanos sobre cuestiones en los que aquéllas no posean competencias para legislar y ejecutar dicha legislación.
No obstante, en la formulación que se nos ofrece se plantean, en realidad, dos cuestiones para que el ciudadano se pronuncie y que, por separado, al menos, en mi caso, ofrecerían dos respuestas totalmente opuestas.
Tengo meridianamente claro que no quiero que se extraiga petróleo o gas en las proximidades del Archipiélago, en especial, por los posibles vertidos y accidentes diversos que pudiera ocasionar dicha extracción pero, además, no creo que sea el camino que debemos seguir para nuestro autoabastecimiento energético. Debemos caminar en la senda de lo renovable, a imagen y semejanza de nuestros paisanos herreños que, con Gorona del Viento, parecen haber entrado en una nueva dimensión donde lo renovable se va a convertir casi, en un estilo de vida.
Es cierto que es difícil extrapolar dicho experimento al resto de islas del Archipiélago y que, mientras alcanzamos ese estado, debemos seguir haciendo uso de fuentes de energía fósil, petróleo y gas en especial, pero la solución no es perforar a escasos kilómetros de nuestras costas para conseguirlo, máxime teniendo en cuenta que no somos nosotros, los canarios, los que nos beneficiaremos del resultado de dichas perforaciones. Se ha hablado de un impuesto a cobrar a la compañía REPSOL, que iría a parar a la hacienda regional y de la posibilidad de creación de numerosos puestos de trabajo directos e indirectos pero lo primero no se ha confirmado ni se encuentra escrito en ningún lado y respecto a lo segundo, sinceramente, no me parece que sea de recibo el que nos tomen por tontos ya que, los puestos cualificados directos que puedan crearse con esta iniciativa serán ocupados por personas experimentadas, con muchos años de servicio en esta o en otra compañía petrolífera, dadas las condiciones del trabajo a realizar y quizás, sea más factible la creación de puestos de trabajo de carácter indirecto, en los sectores de reparación naval y limpieza de plataformas pero no será la panacea.
Soy consciente de que el gobierno canario ha tratado de “adecuar” el enunciado de la pregunta lo máximo posible a la normativa vigente, con el fin de que no sea recurrida por el gobierno estatal pero ha puesto tanto empeño en dicho fin que ha quedado absolutamente descafeinada.
De hecho, planteada de esta manera, soy partidario de votar en blanco. Si escogemos la parte inicial de la pregunta, sí soy abiertamente partidario de cambiar el modelo turístico y medioambiental en Canarias por varias razones pero sólo por nombrar algunas:
-      Debemos diversificar el modelo productivo canario para enfocarlo a la reindustrialización en la vía energética, pero renovable, no fósil, y seguir apostando por el turismo pero, en su justa medida ya que, aunque nuestras condiciones climáticas sean idóneas para el comercio, la hostelería y las actividades económicas ligadas al turismo en general, no podemos olvidar que son actividades intensivas en mano de obra en las que los empleos creados no son empleos de calidad ni en la modalidad contractual ni en la remuneración.
-       Con respecto al tema medioambiental, no me cabe duda de que también urge cambiar el modelo. Por poner un ejemplo palpable, en la isla de Gran Canaria en el pleno del Cabildo del 3 de octubre se aprobó el Plan Territorial de Residuos Sólidos Urbanos, en el que se sitúa en la cúspide de un sistema sostenible de gestión de residuos en un terreno limitado geográficamente, como el de una isla, en la incineración, siendo la solución idónea el reciclaje y su aprovechamiento económico.
Por todo lo anterior, y tal y como está planteada la pregunta sobre las prospecciones, creo que el Gobierno de Canarias ha perdido una buena oportunidad de realizar una apuesta, sin ambages, por un nuevo modelo económico y productivo, tergiversando una pregunta que, ojalá me equivoque, el gobierno del PP va a recurrir ante el Tribunal Constitucional sin importarle el sentir de los canarios y su voluntad de que las cuestiones que, en verdad, afectan a sus intereses y estilo de vida les sean consultados.
VEGUEROS S.M.

martes, 16 de septiembre de 2014

REFLEJOS DE NOSOTROS .-

Ayoze J. Rodríguez
Miembro del Colectivo Voces Transversales

 REFLEJOS DE NOSOTROS 
El curso escolar ha comenzado y con él la aplicación de la LOMCE, más popularmente conocida como Ley Wert. Niños y niñas regresan a las aulas, unos en el mismo centro escolar y otros dan sus primeros pasos en un centro nuevo. Los maestros y maestras retornan, madres y padres hacemos malabares para poder llevar y recoger a nuestros hijos, algunos con la ayuda de AMPAS que facilitan la acogida temprana, otros sin ella y no nos olvidemos del alivio importante que supone la existencia de los comedores.  No es de la LOMCE de lo que quiero hablar, creo sinceramente que la sociedad tiene claro que esta Ley no mejora la calidad de la Educación Pública y que, evidentemente, la empeora a base de apretar el cinturón. Pero quiero mostrar mi visión como padre, desde mi propia experiencia por poca que sea, desde mi propia perspectiva.
Quien es padre, siempre espera con ansias que llegue el 19 de marzo. Yo recuerdo cómo en la escuela hacíamos manualidades siempre con una leyenda dedicada a Papá, algo hecho con barro o simplemente una tarjeta; fuera lo que fuera, a nuestro padre le hacía feliz. Pero también recuerdo cómo durante muchos años esa tarjeta ,en mi caso, iba dirigida a mi madre. Sin generalizar y sin afirmar que el detalle escolar de nuestros hijos e hijas sea algo malo, egoístamente pensamos en nosotros mismos, yo incluso con más delito, simplemente por la felicidad que nos invade al recibir tan hermoso regalo y nos olvidamos de que hay niños y niñas que, por cualquier motivo, no tienen cercano a su padre, que viven de otra manera ese día, que no tienen a quien entregar ese detalle. Y aunque no lo parezca, ya les digo yo que ocurre en muchas aulas.
Otra de esas cosas que parecen imposibles comienza a sonar en las presentaciones del curso escolar ¿Cuántos de ustedes no ponen una bolsa de caramelos en las mochilas de sus hijos e hijas para que las reparta el día de su cumpleaños, entre sus compañeros y compañeras de clase? La crisis nos afecta a todos, pero a algunas familias más, muchísimo más, tanto que no tienen ni para eso, ni para que sus niños puedan llevar dulces el día de su cumpleaños a la escuela. Por eso y con toda la razón del mundo, en la escuela de mis hijas nos han recomendado que no lo hagamos, que ya ellos prepararan algo.
Nos preocupamos más por lo curricular que por lo social; porque ellos y ellas nos traigan a casa sobresalientes y notables, porque sea el mejor o la mejor de la clase, algunos tristemente para poder alardear de ello. Pero nos olvidamos que lo importante es el ser humano que educamos, que lo esencial y gratificante es que nuestros hijos e hijas sean buenas personas. Todos los padres queremos y luchamos por un futuro para nuestros hijos e hijas, queremos que sean abogados, médicos, licenciados o diplomados y eso es bueno, pero la competitividad no ha de reinar en lo más alto de la educación y mucho menos por encima del respeto, del sentimiento igualitario que impida a los niños y niñas ver que si su hombro está por encima de otros y mucho menos que lo consideren algo normal.

Algunos dirán que llevo mi opinión al extremo. Yo les contesto que pensaba igual que ustedes hasta que abrí los ojos. La labor de concienciación social de maestros y maestras es lo más loable que en este curso escolar me he encontrado, por ello me siento muy orgulloso de la escuela pública a la que van mis hijas. Pero no podemos obviar que donde debe de nacer ese valor es en nuestras casas, que los primeros educadores somos nosotros mismos, que la educación ha de despertar en los hogares y no olviden nunca que ellos son reflejo de lo que somos nosotros.
VEGUEROS S.M.

miércoles, 27 de agosto de 2014

A BOCA ANCHA.-

Ayoze J. Rodríguez
Miembro del Colectivo Voces Transversales.


A BOCA ANCHA
Las reflexiones que se hacen a boca ancha en vez de ser pronunciadas en silencio, son, en ocasiones, traiciones de nuestra propia conciencia o simplemente una parte de nuestro debate interno que sale a la luz sin que uno tenga claro si cree en lo que está argumentando. Quizás sea así o tal vez yo me estoy equivocando. Existen personas también que, públicamente, sueltan sin escrúpulos sus pensamientos hirientes sin importarles el daño o los sentimientos que pueden provocar en aquellos a quienes van referidas.
Entre un sin fin de barbaridades, León de la Riva alcalde de Valladolid, se lleva la Palma de Oro. Declarado persona “non grata” en todos los ascensores de España, ha logrado que su salvajismo verbal llene de ropa interior femenina el Ayuntamiento vallisoletano y mientras tanto, las protestas a sus puertas pidiendo su dimisión aumentan cada vez más los decibelios de quienes rechazan lo que el llama “miedo a que una mujer se rompa la falda y se arranque el sujetador”. Pero no es el único.
En las pasadas Elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2014, pudimos escuchar frases del entonces candidato Cañete haciendo comparaciones de mujeres con regadíos y detectar una prepotencia intelectual por la que cree él estar por encima de todas ellas. Además no pude obviar sus palabras en aquel debate televisivo sobre la diversidad en Europa, de cómo él y el Partido Popular la apoyan, la cuidan, la miman, la adoran, o sea todo lo contrario de lo que piensan y hacen, y si no, que le pregunten a la senadora ceutí Luz Elena Sanín que ha presentado un proyecto de fin de carrera de económicas que tiene como base que la culpa de la deuda pública proviene de las donaciones a ONGS, colectivos LGTB y la inversión en políticas exteriores del gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero. Es que me lo ponen a huevo!!!
Otros homófobos por naturaleza, al no participar en la vida pública, utilizan las redes sociales para difundir su propaganda misógina y machista. Pero con la misma fuerza y velocidad con que se difunde un tuit para hacer daño, éste es denunciado por ciudadanos y ciudadanas a través de sus perfiles y más si el que divulga esa propaganda es militante de su propio partido. Dos horas después de que un militante del PSOE vertiera comentarios misóginos por Twitter, Carmen Montón, Secretaria de Igualdad de la Ejecutiva Federal de este partido, anunciaba en la misma red social que el susodicho había sido suspendido de  militancia. Acción y reacción inmediata!!!
Lo que si me parece indignante es el silencio que se percibe en el seno de la sede de la calle Génova ante las burradas que algunos y algunas de sus militantes emiten sin miramientos, como si no les importara, como si no fuera con ellos y ellas. La discriminación como medio de lenguaje debe de ser erradicada, condenada instantáneamente y no ser considerada un hecho puntual o simplemente algo malinterpretado. Debemos desplegar los valores de la paridad para que nuestros hijos e hijas crezcan con ellos, para crear un futuro donde el respeto deje de ser un privilegio y se convierta en algo normal y en conclusión, para que exista un paralelismo entre todos los sexos y la plena igualdad deje de ser una utopía.

VEGUEROS S.M.

jueves, 14 de agosto de 2014

LEYES ENFRENTADAS.-

Ayoze J. Rodríguez Rodríguez
Miembro del Colectivo Voces Transversales


LEYES ENFRENTADAS

La implantación de las reformas ideológicas de la derecha en los últimos tres años ha supuesto una reducción contínua de derechos y libertades para los españoles y más aún, si hacemos un análisis profundo de los efectos de éstas, para las españolas.  El yugo de la mayoría absoluta parlamentaria que maneja el PP en instituciones como el Congreso y el Senado, se ha dejado notar en las casas, en las empresas, en la calle, en los barrios, en la vida cotidiana de las personas, en los pueblos y ciudades de España donde gobiernan a su antojo.
Atrás queda aquella fuerza de lucha contra el mileurismo, atrás dejamos ese pensamiento de desarrollo y crecimiento económico personal y todas nuestras ideas conciliadoras de la vida familiar y laboral, ahora ese concepto es una quimera, una utopía y lo que queríamos ser  se ha transformado en un sueño complicado de alcanzar.
La reforma germinada en las entrañas filosóficas del Partido Popular para fomentar un “mercado laboral competitivo” y la creación de empleo, es la biblia causante de la perdida de derechos de los trabajadores y trabajadoras de España. Un acelerante de la reducción salarial, del abaratamiento del despido, de la creación de trabajo precario, de la destrucción de la negociación colectiva y de una desregularización de jornadas destinada absolutamente a la satisfacción de las necesidades del empresario o lo que es lo mismo, la empresa por delante de nuestra familia.
La reforma laboral permite que prime la empresa por encima de la familia como ya he dicho, y ante eso, las modificaciones en el Estatuto de los Trabajadores que el PP ha constituido son completamente legales. ¿Pero se puede combatir lo legal con lo legal? ¿Se puede luchar cuando se ha aniquilado maquiavélicamente la negociación colectiva? ¿Puede haber un arma que sirva para luchar contra la desregularización de las jornadas?
Es verdad y cierto que la organización del trabajo corresponde al empresario exclusivamente y por ende, es el único que puede distribuir las jornadas, pero entre sus obligaciones también se cuenta el garantizar la salud de los trabajadores y trabajadoras a su cargo. Entre sus obligaciones cuenta también la obligatoriedad de adaptar el trabajo a la persona y no la persona al trabajo como la reforma laboral permite. Entre sus obligaciones cuenta cumplir a raja tabla la ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales y es esta ley la que nos permite visualizar y plantar batalla a la desregularización de la jornada, porque nuestro horario de trabajo forma parte de nuestras condiciones de trabajo y porque nuestras condiciones de trabajo no pueden suponer un riesgo para nuestra salud.
En conclusión, la ley de Prevención de Riesgos Laborales es para mí esa herramienta fundamental contra la Reforma Laboral ideológica del gobierno de Mariano Rajoy que atenta vilmente contra la salud de los trabajadores y trabajadoras, contra la conciliación de la vida laboral y familiar, contra la dignidad de las personas y contra los derechos humanos, contra la igualdad del mercado laboral por la que tantos años hemos luchado, contra la mujer y contra el futuro de nuestros hijos e hijas y en general contra todos, porque hasta que esta reforma sea derogada es nuestra obligación plantarle cara y utilizar todo lo legal para luchar contra lo legal.
VEGUEROS S.M.

lunes, 11 de agosto de 2014

ÉPOCA DE PACTOS.-

Salvador Suárez Martín
Miembro del Colectivo Voces Transversales


Época de pactos 

Unos se quejan del bipartidismo, otros de los pactos de gobierno y cada uno puede tener sus argumentos, aunque sea más extraño cuando justamente algunos se quejan de las dos cosas, pero el panorama que se nos acerca parece estar decidido. Se acabaron las fáciles mayorías absolutas y se aproxima una época de pactos.
Será una prueba para nuestra democracia; para todos, para la ciudadanía y para los partidos. Para la ciudadanía porque deberá entender que es su voto el que creará ese mosaico y posibilitará una realidad que sólo podrá ser gestionada mediante acuerdos y diálogo. En cuanto a los partidos sería difícil saber qué criterios tomará cada uno, pero será un panorama complicado, estrategias, ideologías, realidades locales, respeto al voto de su electorado…
Seguramente muchos de los gobiernos a todos los niveles, estarán formados por frágiles alianzas o apoyos puntuales. Hay que entenderlo y perder el miedo al debate o a los acuerdos. Seguramente esto debería traer cambios en nuestra forma de entender el sistema, pasar de un resultado electoral que podía dar una mayoría a un solo partido para aplicar su programa sin discusión, a un panorama donde serán necesarios mayores consensos y negociaciones para poder crear y aplicar una medida o propuesta. Muchos partidos llamados minoritarios serán piezas claves en instituciones siendo tanto o más responsables de las políticas que se apliquen, pudiendo frenar o suavizar muchas, o responsables directos por la inacción de que se ejecuten otras, por lo que las posturas más extremas serán difícilmente sostenibles.
Las declaraciones contundentes serán difíciles de mantener y aquellos que vierten duros comentarios sobre otros partidos tendrán difícil luego argumentar los cambios en esa postura. Esto debería beneficiar al discurso en sí, que tendrá que ir más encaminado a defender posturas programáticas e ideológicas. Las listas deberán estar formadas por personas que sean capaces de negociar, dialogar y crear con otros partidos porque si no, difícilmente se podrán llevar adelante las iniciativas.
Esta multitud de partidos representados influirá a partidos grandes y pequeños, a los primeros porque les obligará a tomar en consideración a los otros, a elegir muy bien a sus aliados y a abrir sus discursos. A los partidos con menor representación por su parte,  les obligará a ser muy cuidadosos con sus propuestas y posturas, ya que su participación o no en gobiernos les puede hacer responsables de qué programa se aplique o qué ideología lidere una institución, es decir, si por razones electoralistas o de principios se quedan al margen de un pacto y  termina gobernando un partido completamente opuesto a su ideología, tendrán que asumir su parte de culpa, por ejemplo.
Serán difíciles algunas alianzas. Por ejemplo un pacto a nivel nacional Partido Popular con Partido Socialista sería incomprensible y mandaría a este último a una situación insostenible y en las siguientes elecciones a quedarse fuera de la realidad.
Seguramente muchos de esos acuerdos no funcionarán, pero habrá que adaptarse. Pasaremos de una sociedad que elegía uno u otro a un resultado cargado de diferentes opciones ,reflejo, quizá, más real de una sociedad más compleja en la que nos toca vivir. El hecho de votar será también más complejo. No sólo pensaremos qué programa nos gusta más, sino cuales serán los posibles acuerdos y alianzas posteriores. En este sentido, quizá los partidos deberían definirse más, no en con quien van a pactar, pero sí en qué puntos de sus programas son más irrenunciables y cuáles menos. Es decir, no que nos digan “voy a pactar sólo con los partidos x” pero sí un “por mucho que negocie, no renunciaré a estos u otros puntos”.
La propuesta de la segunda vuelta electoral o la de que gobierne el más votado, más allá de otras fórmulas, sólo son intentos de no afrontar una realidad compuesta de múltiples sensibilidades, de una sociedad con más opiniones, en pro de una uniformidad que no representa igualdad ni justicia; es buscar la comodidad en lugar de la representatividad. Si nuestra sociedad está compuesta de una ciudadanía con múltiples visiones, afrontémoslo y aprovechémoslo, aunque sea más difíci. Si hemos de lograr grandes mayorías, que sea por ideas y programas, no por fórmulas electorales pensadas para alterar la realidad. Una democracia que no represente la verdadera cara de su ciudadanía se acerca a una dictadura y tan antidemocrático sería no dejar que se presenten todos como crear un sistema donde se favorezca a algunos. Pensemos en un ayuntamiento donde se presentan diez partidos y el setenta por ciento es de posturas progresistas, pero gobernará finalmente un partido conservador por tener el treinta por ciento de los votos. Esto no sería reflejo de la voluntad popular. Nii tampoco lo sería un sistema de doble vuelta que dejaría a los partidos pequeños sin capacidad de negociar propuestas o medidas. En cambio, pactar obliga a los partidos a buscar acuerdos. El problema podría llegar cuando esos acuerdos no están basados en el concenso, sino en otros intereses, pero allí es donde la ciudadanía debe estar atenta, vigilante y llegado el momento, castigar o premiar con su apoyo. Pero que un partido no cumpla sus promesas o que base sus decisiones en intereses particulares puede pasar en todos los sistemas y no es un producto del ejercicio de llegar a acuerdos de gobierno.
En definitiva, vamos a pasar de un modelo con dos grandes bloques mayoritarios a un panorama más complejo. El intento de proponer la segunda vuelta o el acceso al gobierno directamente del más votado sólo ayudaría a evitar que los partidos tengan que sentarse a negociar y que un partido que sólo convence a una pequeña parte de la ciudadanía obtenga el gobierno de todos, sin tener que negociar con otros sectores. Nunca llegará a representar la realidad de una sociedad menos polarizada, más diversa y con más matices.
VEGUEROS S.M.