viernes, 31 de enero de 2014

EL MIEDO ES RENTABLE

Alfredo Goncalvez Ferreira
Miembro del Colectivo Voces Transversales

EL MIEDO ES RENTABLE


Una forma de perder, es vivir con miedo, y hay verdaderos genios en utilizar el miedo, para que perdamos oportunidades, o para lograr lo que ellos quieran.
En estos últimos años se ha jugado con tres grandes miedos para que, no sólo nada cambie, sino para que retrocedamos. Con el miedo al terrorismo islámico y argumentando seguridad, se retrocedió en libertad a cambio de seguridad; con el miedo a la crisis y argumentando razones económicas, se retrocede en derechos sociales y laborales; con el miedo a no lograr ni un ligero cambio, se están perdiendo oportunidades de lograr grandes avances en participación y renovación.
Todos esos miedos son reales, las amenazas existían y existen, algunas más lejanas otras más cercanas, pero también las dudas. La duda de que si hubiéramos sido algo más valientes esos peligros hubieran sido oportunidades. Oportunidades para aislar a los fanatismos con el diálogo, debilitar la codicia con la solidaridad, y mejorar la participación y la vida política, con ideas y renovación.
Aún estamos a tiempo de convertir esas amenazas, esos peligros, en oportunidades para mejorar. Es muy simplón reducir al absurdo para decir que son demasiadas buenas intenciones y que no se puede tener todo. Cuando se tiene tanto miedo que no se llega ni a pensar en otras soluciones, sí se llega al absurdo. Es decir, cuando antes de rendirse al miedo no se piensa en si es posible lograr más, es cuando el miedo ha vencido. Es el truco más sencillo para no avanzar: así, si alguien habla de pensar en hacer unos mercados más centrados en las personas y menos en los beneficios, le llamarán insensato comunista radical, sin ni siquiera oír cuales son las soluciones que plantea. Si alguien dice que antes de empezar una guerra o demonizar a toda una cultura, habría que distinguir entre radicales y fomentar el diálogo, te llamarán blando, ignorante o algo peor. Si hablamos de que hay que renovar caras e ideas de los sistemas políticos democráticos actuales, antes de oír tus propuestas te llamarán utópico o idealista.
Hay gente experta en argumentar tantos temores y peligros que la gente más sensata es incapaz de pararse un día y, antes de rendirse al miedo, sentarse y usar la imaginación y el valor para estudiar otras posibilidades. Cuidémonos mucho porque esos expertos siempre sobreviven, un ejemplo pueden ser los mismos que dirigieron la economía que nos llevó a esta crisis. Ellos alimentan el miedo al derrumbamiento de toda la economía para seguir  dando las soluciones ellos mismos. Y lo hacen de tal manera que todas las otras posibles soluciones no son ni escuchadas, ni tomadas en consideración.
Pero es más fácil tirar del miedo que pensar. Es más fácil crear más miedo en el corazón de la gente, que parar esos temores y pensar en nuevas soluciones. Quizá es el ritmo en el que vivimos, o la inercia de tomar siempre las mismas soluciones o de escuchar a los mismos. ¡Viene la crisis! ¡Corre! ¡No hay tiempo! ¡Los mercados se caen! ¡Hagamos caso a quien dirigía todo esto hasta ahora porque ellos sabrán que hacer! ¿Para qué oír otras voces?. Cuando ya pase todo, de nada servirá sentirse culpable. La oportunidad de mostrar, por ejemplo, que el sistema económico donde hoy mandan los especuladores hay que cambiarlo, ya habrá pasado. Los especuladores y distorsionadores del mercado, volverán a reinar y los mismos que crearon el miedo y que dirigían antes, seguirán dando las respuestas.
Supongo que en momentos determinados el miedo se pierde porque si no fuera así, aún seguiríamos viviendo en la edad feudal por miedo a no tener la protección del señor, sólo navegaríamos pegados a la costa por miedo al océano, seguiríamos viviendo sin democracia por miedo a que la gente no supiera votar… Se trata de actos de valor que nos hacen avanzar: algunos pasos grandes, otros pequeños, pero todos ellos con el punto común de asumir riesgos y dejar miedos atrás por valores mayores. Como diría Aute (aunque sea muy famosa la versión de Silvio) “vivir era búsqueda y no una guarida”.
VEGUEROS S.M.

miércoles, 22 de enero de 2014

LA OPINIÓN SI VALE, EL SILENCIO OTORGA.-


Salvador Suárez Martín
Miembro de Colectivo Voces Transversales

 La opinión sí vale, el silencio otorga

La participación de la ciudadanía en política es continuamente menospreciada por opiniones y comentarios, se infravaloran los votos, el poder de una manifestación o incluso de un artículo de prensa. Aquellos que realmente no entienden la política como el darnos un marco de convivencia y vida más justo y mejor para todos, los que sólo tienen en su corta mira la gestión de un presupuesto o en su prepotencia consideran que la opinión de unos cuantos expertos basta para hacerlo repiten esta cantinela casi a diario. Pero, si fuera así, ¿por qué tanto interés en legislaciones que limitan y coartan cualquier derecho de expresión, critica o manifestación?
Deberíamos en esta situación plantearnos dos preguntas más: ¿Debemos participar? ¿Podemos participar?
Tanto en las grandes esferas de la política como en nuestro día a día, las verdaderas decisiones que se toman a nuestro alrededor no suceden sólo porque alguien las tome, sino porque además otros no las evitan. Es decir, todos somos en menor o mayor medida responsables de lo que ocurre. Si ahora mismo uno de ustedes que está leyendo este artículo presenciara cómo un grupo de personas golpea a otra sin razón alguna y no reaccionara, sería culpable ante una injusticia: es culpable quien convenció a esas personas para propinar la paliza, culpables los que la dan, culpables los que la justifican, pero también culpable el que conociendo la injusticia, no intenta evitarla. Alguno pensará que no es lo mismo,  pero una injusticia es una injusticia, por lo tanto cuando alguien no recibe atención sanitaria adecuada o cuando la educación pierde calidad o cuando alguien sufre una persecución o se reprimen sus derechos y no alzamos la voz, no acudimos a una manifestación o no ejercemos como ciudadanos toda nuestra capacidad de participación, también somos en parte culpables. Puede ser que seamos tan egoístas que mientras no nos afecte directamente, nos importe poco. Es el caso de muchas personas que no han defendido nunca la justicia social hasta que la crisis los ha puesto cara a cara con las dificultades, pero justamente esta crisis ha servido para demostrar a muchos que vivir en una sociedad justa nos afecta a todos, incluso a quien no tenga ese grado de empatía. Quizás ahora se vea forzado a pensar que mañana le puede tocar a él, que los derechos sociales, la libertad y el estado del bienestar estaba ahí para todos, para los que lo necesitaban y para los que lo pudieran necesitar.
En consecuencia, debemos participar, debemos opinar, sea en una manifestación, militando en un partido o sindicato, siendo miembro de una asociación o escribiendo un artículo. Como excusa podemos decir  que no vale la pena, que no podemos cambiar nada y no puede haber una excusa más floja. Muchas manifestaciones y huelgas han detenido verdaderas injusticias, el voto es matemático y cada voto vale y se cuenta... esas son formas más visibles de participación, pero hay más ejemplos. 
Militar en un partido o sindicato cuenta, cuando nos sorprenden o decepcionan las decisiones de una de estas organizaciones, debemos plantearnos la misma duda que en cualquier otro sistema compuesto por la opinión de muchas personas y donde todas las que lo componen son responsables de sus decisiones. ¿Qué hubiera pasado si yo hubiera estado allí? ¿Y si hubiéramos participado todos los que nos quejamos de esa decisión? Quizá se hubieran tomado mejores decisiones o elegido mejores representantes. Le es más difícil esconderse o actuar a una manzana podrida entre mil que entre cien.
Hay quienes no valoran la opinión escrita o las opiniones en redes. “Articulistas” claman a veces a modo de insulto. Puede ser que no tengan tampoco una fuerza tan grande, pero sí es cierto que crean opinión, difunden ideas y la prueba de su fuerza la hemos podido ver en acontecimientos de la historia reciente de este país, cuando a pesar de algunos medios y de opiniones desde el gobierno, la sociedad ha reclamado más transparencia. Por eso, precisamente, se trata de legislar sobre estos derechos o se crean medios de opinión que repiten constantemente mensajes ideológicos escondidos tras una aparente critica individual. 
Los intentos de controlar el derecho a huelga, la convocatoria de manifestaciones, la opinión en las redes o la información y la transparencia responden, justamente a que la verdadera fuerza y honestidad de una democracia reside en su ciudadanía. Si hay una parte de la clase política que está corrupta es también responsabilidad nuestra participar en política, para vigilar a esa clase política y para procurar que a esos cargos de responsabilidad lleguen las mejores personas. Puede ser imposible el que sólo con nuestra participación todo se solucione. Desde luego hacen falta otros factores, pero éste es fundamental. 
El último ejemplo de interés por limitar y controlar la acción de la ciudadanía es el anteproyecto de Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana. Ya veremos en qué queda. Tratar de analizarla todavía es un ejercicio con poco provecho. La forma en que se presentan los nuevos recortes parece responder ya a una estrategia planeada: anuncio que voy a recortar diez para luego dejar la rebaja sólo en ocho y que no parezca tan drástica la medida. Aún así, en el  espíritu de dicho anteproyecto, ya se puede entrever la intención clara de limitar la capacidad de la ciudadanía para manifestarse. 
Manifestarse, participar y opinar da resultado. Puede ser más o menos costoso, pero si no fuera efectivo, no habría tanto interés por acotarlo, esa es la prueba más evidente. Cada uno puede implicarse o aportar cosas diferentes: retomando el ejemplo de la paliza, uno podría llamar a la policía, otro denunciarlo, otro intervenir directamente. Lo único que no sería justificable sería mirar a otro lado o aplaudir. Nuestra opinión es valiosa y cuando callamos nos convertimos en cómplices directos del que comete la injusticia, la avalamos y reforzamos con nuestro silencio.
Les recuerdo una frase que escuché alguna vez: “un héroe es todo aquel que hace lo que puede”. Todos podemos hacer algo. No dejemos que nos callen, opinemos, participemos aprovechemos que aún disponemos de ese derecho. Si no lo hacemos nosotros lo harán otros en nuestro lugar. Si la física no soporta el vacío, la política tampoco. La política no es algo independiente de nuestras vidas. Se aplica y desarrolla con lo que decidimos cada día, pero también con lo que dejamos de hacer, callamos o justificamos. No sirve la excusa fácil de que las decisiones las toman los dirigentes: ellos sólo hacen lo que les permitimos hacer y están donde están porque todos y todas les permitimos llegar, con lo que hacemos o con lo que dejamos de hacer.
VEGUEROS S.M.

domingo, 19 de enero de 2014

LA GANGRENA EN DEMOCRACIA SE LLAMA DEMAGOGIA.-

 
Por: Roberto Suárez
Miembro del Colectivo Voces Transversales



LA GANGRENA EN DEMOCRACIA SE LLAMA DEMAGOGIA 

La demagogia es a la política como las plagas a los cítricos, es decir, forman parte del juego al que se disponen a participar pero no hacen ningún favor, sino todo lo contrario. Me preocupa el ascenso de la demagogia en la política y sobre todo en los últimos años en que el sentimiento de injusticia es más grande.
Según la RAE, demagogia es la “degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder”. Explicado en lenguaje más cercano, la demagogia consiste en dar un mensaje rápido, fácil de entender y tocando la fibra a un votante unido a la percepción de quien da el mensaje de que el otro es idiota y va a conseguir su objetivo mediante esa práctica.
Me preocupa el ascenso de la demagogia en la política, más cuando la gente se está interesando  con mayor preocupación  últimamente por la misma y escucha lo que sea para tener una respuesta que le tranquilice durante unos segundos ante la situación que se vive. Los argumentos del PP ante cualquier ley abusiva que crean o cuando cierran una televisión pública, los argumentos del PSOE tras la conferencia política (el PSOE ha vuelto),  los de sectores más a la izquierda, que sobre  todo es una conspiración de poderes fácticos que nadie sabe quiénes son, pero que ahí están (como Dios, vamos) y los argumentos de CIU en el asunto de la independencia son el pan nuestro de cada día, causando malestar y tremendo mareo en la gente que les escucha. Lo peor de todo es cuando un tertuliano intenta explicar estas cosas. Ahí es cuando la cosa se va de las manos.
No critico que existan programas como “Al rojo vivo”, “La sexta noche” o “El cascabel al gato” ni a todos y cada uno de los tertulianos (a alguno vale la pena escucharle), pero si es cierto que mucha gente que no tiene unos conocimientos políticos acordes a los que la situación exige, busca en estos tertulianos una opinión e información de cara a entender qué  está pasando y cuándo se acabará esta maldita crisis. Esto genera un caldo de cultivo peligroso para la supervivencia de la democracia, situación aprovechada por ciertos tertulianos de la derecha más rancia para instalar el mensaje de que “todos son iguales” para que afecte menos al PP y mal aprovechada por los del otro lado político en lo referente a la importancia  y ganas de protagonismo en el caso de más de uno. Entre “déjame hablar” y “lo que dices es falso”, la gente de la calle sólo consigue una cosa, desinformación.
Me preocupa bastante esto. La educación se pierde cada vez más y nadie sabe explicar que está pasando en nuestro país. Si no sabemos qué pasa es imposible que salgamos de esta.
VEGUEROS S.M.

viernes, 17 de enero de 2014

PORQUE NUNCA CAMINARÉIS SOLAS ...


DIEGO RUIZ RUIZ
Miembro del colectivo Voces Transversales



PORQUE NUNCA CAMINARÉIS SOLAS…


El himno del Liverpool lleva por título “You’ll never walk alone” (“Nunca caminarás solo”) y quiero aprovechar ese bello título para dirigirme hoy principalmente a vosotras, las mujeres de España.
Estamos en unos momentos donde creo necesario dar pasos firmes, seguros y por supuesto, siempre adelante por el bien de la sociedad y por eso, me siento obligado por mis profundas convicciones personales y políticas a apoyar la causa feminista.
Son muchas las veces que he mostrado públicamente mi apoyo al colectivo de mujeres de España, a las distintas asociaciones que se reúnen a favor de la defensa de los derechos de la Mujer y de la necesaria igualdad que, lejos de establecerse en nuestro país, se encuentra en serio peligro ahora más que nunca.
Está instalado como debate de la calle la más que polémica reforma de la Ley del Aborto, una Ley que está creando un amplio foro de opinión que a su vez, está provocando una profunda fractura social entre el Gobierno del Partido Popular y la ciudadanía.
No voy a ocultar que no sólo estoy en contra de lo que quiere imponer el Partido Popular sino que además, estoy a favor de mantener con todos sus puntos y comas la ley vigente, la llamada “Ley de Plazos” aprobada por el anterior Gobierno (para muchos, el mejor en materia de avances en derechos sociales de toda nuestra Democracia).
Este Gobierno se ha empeñado en dividir a la ciudadanía haciendo posible que podamos ser el país con la peor Ley del Aborto de toda Europa, donde ya estamos viendo que muestra su total rechazo exceptuando (como no podía ser de otra manera) el apoyo de la Extrema Derecha de Francia de Le Pen.
Siempre he defendido que una sociedad debe ser educada y formada en derechos antes que en deberes y obligaciones y es por eso, que mantengo con firmeza que cualquier persona debe tener el legítimo derecho de hacer con su vida lo que crea conveniente en cada momento.
Estableciendo como base que el ser humano debe ser libre, ¿acaso el Partido Popular olvida que las mujeres son seres humanos y que por tanto son libres? y añado otra pregunta ¿quién es nadie para determinar qué debe hacer una persona con su vida y con su cuerpo?.
Apelo para defender mi postura que el aborto, entendiéndose como una decisión muy personal e íntima que es profundamente dolorosa de tomar para una mujer y sobre la que todas sin excepción estoy convencido que están en contra, debe ser una medida que toma esta persona después de haber pasado por sí misma y sin ayuda de nadie por un profundo examen de conciencia que ella debe hacer libremente sin que pueda cualquier persona coartar su propia libertad.
Me llama poderosamente la atención que la mayoría que defiende el No al aborto, son hombres y no mujeres. Después de esta afirmación me acude a la mente, como un reclamo a gritos muy necesario, la siguiente pregunta: ¿quién es un hombre para decidir lo que debe hacer una mujer? ¿acaso una mujer debe estar subyugada a lo que diga un hombre? ¿es que una mujer no puede por sí sola pensar y decidir lo que quiera hacer en todos los ámbitos de su vida? ¿de verdad un hombre quiere que una mujer traiga al mundo a un niño con malformaciones que viva eternamente en este mundo sufriendo?.
Desde aquí pido por favor que no se trate a las mujeres como personas que no pueden decidir por sí mismas. Pido que no sean tratadas como si fuesen tontas, inútiles o incapaces para dar los pasos que ellas quieran dar en la vida pues ese pensamiento nos alejaría de lo que una sociedad civilizada debe tener y sí que nos acercaría a etapas de la Humanidad no tan lejanas de las que no creo que nadie con sentido común, pueda sentirse orgulloso.
Quiero lanzar también un aviso a la Conferencia Episcopal tomando las palabras de la Biblia cuando queriendo la gente lapidar a María Magdalena, Jesucristo dio aquello de: “quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra” puesto que no creo que sea imperdonable que una mujer aborte puesto que a veces, circunstancias personales (muchas veces económicas) obligan a una mujer a tener que recorrer el camino del aborto sin poderlo remediar, por desgracia.
También, quiero insistir en otra idea que se recoge en la Biblia para que la mencionada Conferencia Episcopal reflexione de una vez y sea consecuente con las Sagradas Escrituras que pregonan en sus púlpitos, pero bien poco llevan luego a la práctica donde recuerda en uno de esos pasajes el propio Jesús aquello de “a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César”.
Con todo ello, quiero dejar claro mi compromiso con las mujeres de España y del resto del mundo hoy y siempre y ser uno más de los que están a favor de la defensa de sus legítimos derechos, pues ningún gobernante que se precie podrá jamás gobernar la intimidad de nadie, por mucho que se empeñe un gobernante como los que ahora están al frente de este país llamado España.
Mujeres de España: por mucho que quieran unos pocos amedrentaros, sabed que nunca caminaréis solas.
Tenéis mi total apoyo.
VEGUEROS S.M.

¿QUE ES ESO DE "MATRIMONIO IGUALITARIO"?.-

¿Qué es eso de “Matrimonio Igualitario”?

Juan Francisco Afonso Soto
Miembro del Colectivo Voces Transversales

El Matrimonio Igualitario se define como el Derecho de todas las personas a contraer matrimonio, ya sean parejas del mismo sexo o de distinto sexo. También se le conoce como Matrimonio Homosexual pero particularmente, prefiero el término “Matrimonio Igualitario” porque incluye a todas y cada una de las parejas y no hace distinción entre una pareja de distinto sexo con otra del mismo sexo. La historia del Matrimonio Igualitario no ha sido nada fácil ni lo sigue siendo pero es cierto que se ha avanzado bastante en este tema e incluso se podría decir que este año 2013 que termina ha sido el “Año del Matrimonio Igualitario”. 2013 ha sido un año en el que se ha avanzado muchísimo en este tema. Uruguay fue el país que empezó con la andadura del Matrimonio Igualitario en este año, concretamente el 10 de abril. A Uruguay le siguió Nueva Zelanda y Francia, país que destacó por la gran oposición al Matrimonio Igualitario (aún así la mayoría de la ciudadanía francesa apoya esta ley),  y que resulta llamativo ya que Francia siempre se ha caracterizado por su espíritu de libertad y de adelanto social. Otro país que ha dado el salto al Matrimonio Igualitario en 2013 ha sido Brasil, país en el que la ley no fue aprobada por el Congreso brasileño sino por el Consejo Nacional de Justicia (CNJ). Pero sin duda, uno de los hechos más relevantes es el paso gigantesco que ha dado los Estados Unidos, ese país que se considera modelo para much@s y que tiene una influencia enorme a nivel mundial, pero que en lo que a Matrimonio Igualitario se refiere, dejaba mucho que desear. En este 2013, el Matrimonio Igualitario se ha legalizado en nada más y nada menos que ocho estados más: Rhode Island, Delaware, Minnesota, Nueva Jersey, Hawái, Illinois y Utah, que ha sido el último estado en hacerlo y que llama especialmente la atención porque Utah es el estado religioso por excelencia, uno de los estados más conservadores de Estados Unidos (por no decir el que más) y que tenía una ley aprobada en referéndum con el 66% de los votos de la ciudadanía a favor, mediante la cual el matrimonio es sólo entre un hombre y una mujer. Afortunadamente, un juez federal declaró inconstitucional esta ley por atentar claramente contra el principio de Igualdad que tiene toda la ciudadanía.  México también reconoce el Matrimonio Igualitario en algunos de sus territorios. La capital del país, Distrito Federal, fue el primer territorio en legalizar el Matrimonio Igualitario. Tras ella, lo hizo el estado mexicano de Quintana Roo. Otros tres estados (Colima, Yucatán y Jalisco) reconocen la “libre convivencia”, mediante la cual parejas del mismo sexo pueden casarse pero sin llamarse “matrimonio”. También existe la “Unión civil”, que pretende reconocer a las parejas del mismo sexo pero que me parece totalmente injusta y con la que no estoy de acuerdo porque no llega a equiparar a las parejas homosexuales con las parejas heterosexuales, por tanto, las parejas homosexuales siguen estando por debajo de las parejas heterosexuales en cuanto a derechos y dignidad se refiere.

Por otro lado, mucha gente puede preguntarse cómo empezó todo esto del Matrimonio Igualitario y ahora me centraré en ello. Como pueden darse cuenta, empecé el escrito con los últimos acontecimientos del Matrimonio Igualitario para ahora hablar del comienzo. Países Bajos, Estado conocido por su gran progresismo y por estar a la vanguardia de los avances, fue el primero país en aprobar el Matrimonio Igualitario en 2001.Bélgica fue el segundo país en hacerlo y España el tercer país del mundo así que tenemos que sentirnos realmente orgullos@s de que nuestro país haya sido un avanzado en este asunto (quiero volver a agradecer al ex presidente, Zapatero, por haber dado la cara en el Congreso y haber apostado por esta ley sin tapujos y con decisión). Canadá, Sudáfrica (único país de toda África en legalizarlo), Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Argentina y Dinamarca son el resto de países, aparte de los mencionados en el párrafo anterior, en donde el Matrimonio Igualitario está legalizado. Finalizando este escrito, me gustaría mencionar lo sucedido en Croacia el 1 de diciembre. Dicho día se celebró un referéndum en el que se preguntaba si el matrimonio debía ser solamente entre un hombre y una mujer y el resultado fue lamentable, totalmente homófobo ya que el SÍ a la medida homófoba consiguió un 64.84% de los votos y el NO un 35.56%. Los derechos de la ciudadanía NO pueden estar sujetos a lo que decida la gente con un trozo de papel en el que ponga “sí” o “no”. El Matrimonio Igualitario es un camino largo en el cual todavía queda mucho por hacer pero por fortuna y tal y como podemos apreciar, es un tema por el que cada día más personas están concienciadas, se involucran, se unen a la lucha, se percatan de que no daña a nadie ni destruye sino todo lo contrario: beneficia a tod@s y construye una Sociedad mejor, más humana, más justa, más digna.

SÍ al Matrimonio Igualitario, SÍ a los Derechos Humanos!


PD: Aunque no esté relacionado directamente con el Matrimonio Igualitario, quiero aprovechar estas líneas para volver a denunciar la grave y repugnante LGTBfobia que se está sucediendo actualmente, especialmente en países como Rusia, Nigeria o Uganda, en donde hay leyes para perseguir, encarcelar e incluso justificar los asesinatos de las personas LGTB. NO podemos permitir que siga sucediendo esto y que no se haga nada, que se mire para otro lado. Los organismos internacionales deben y tienen que actuar con urgencia y no valen discursos bonitos pero luego no hacer absolutamente nada. Las palabras se las lleva el viento así que hay que ACTUAR. Desde aquí, quiero volver a mostrar mi solidaridad con todas las personas LGTB que están padeciendo esto y decirles que no están solas, que desde mi rinconcito en mi casa, sus lágrimas son mis lágrimas, su dolor es el mío, su lucha es la mía, los ataques que sufren son ataques que también me hieren a mí. Además, quiero mostrar toda mi admiración y respeto por todas ellas, por los colectivos LGTB que tanto han luchado y luchan sin descanso, sin miedos, con decisión, con coraje, con valentía. Intentarán pisarnos pero nunca lo lograrán y mucho menos podrán callarnos o invisibilizarnos. Aquí estamos y esto somos…¡con ORGULLO, con MUCHO ORGULLO!
VEGUEROS S.M.

miércoles, 15 de enero de 2014

LINTERNAS Y LUCIÉRNAGAS.-

Ayose Rodríguez Rodríguez

Miembro Colectivo Voces Transversales

LINTERNAS Y LUCIÉRNAGAS
Otro pico más, esta vez de un 2,3%, es el resultado de la gran gestión de  don José Manuel Soria en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y seguramente, no será el último. No existe mayor castigo para el ser humano que la indiferencia, que el ser ignorado y no puedo concebir un país en el que el dinero del ciudadano sólo tenga billete de ida y nunca de vuelta.
El recibo de la luz se encarece, pero el gran salvador emerge, como el Cid Campeador, como Robin Hood tras, supuestamente, haber detenido un aumento para enero del 11%. ¡Encima tenemos que agradecérselo! Pero nuestros bolsillos no lo reconocen así. Todo lo contrario, nuestros bolsillos sufren más y es que a muchos, tristemente, no les queda hilo para coser tanto agujero y con tanta subida del recibo eléctrico, no saben como encarar ni siquiera sus propias vidas.
José Manuel Soria ha resultado ser un artículo de lujo para los españoles. Ya lo sabíamos en Canarias y ahora muestra todo su potencial al resto del país, donde gana amigos que le puedan garantizar estabilidad económica en un futuro a cambio de perder la simpatía de la ciudadanía nacional. La soberanía reside en el pueblo o por lo menos eso me enseñaron, pero este ministro se cree el emperador de la energía eléctrica y eso los españoles no deberíamos consentirlo.
Aprovechen la luz del día, dúchense con agua fría, la secadora, quien la tenga, que no la use, pongan más bombillas de bajo consumo, utilicen más las linternas y hasta váyanse a coger luciérnagas al monte, serán indicaciones futuras que recibirán los consumidores como sigan este ministro y el PP gobernando en este país, y es que ya debemos plantarnos y no darles más pie a que nos sigan avasallando y cargando con sus ineptitudes como gestores.

Bromas aparte, a muchos los constantes repuntes del recibo de la luz y las trabas puestas a las energías renovables por el PP, que hacen inútil su utilización como alternativa, no les supondrá nada, pues pueden asumir los costes, pero he aquí el momento en este texto que aprovecho para pedirles que sientan empatía hacia aquellos a los que un 2,3% más de gasto les supone quitarse pan de la boca. Sientan empatía por aquellos que están sufriendo la asfixia económica en sus hogares. Sientan empatía y pónganse en su lugar y entenderán lo duro que resulta vivir en este país porque gracias a políticos que miran sólo por sí mismos, tales como don José Manuel Soria, sufrimos lo que sufrimos y pagamos lo que no debemos pagar. ¡Basta ya!
VEGUEROS S.M.