miércoles, 15 de enero de 2014

LINTERNAS Y LUCIÉRNAGAS.-

Ayose Rodríguez Rodríguez

Miembro Colectivo Voces Transversales

LINTERNAS Y LUCIÉRNAGAS
Otro pico más, esta vez de un 2,3%, es el resultado de la gran gestión de  don José Manuel Soria en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y seguramente, no será el último. No existe mayor castigo para el ser humano que la indiferencia, que el ser ignorado y no puedo concebir un país en el que el dinero del ciudadano sólo tenga billete de ida y nunca de vuelta.
El recibo de la luz se encarece, pero el gran salvador emerge, como el Cid Campeador, como Robin Hood tras, supuestamente, haber detenido un aumento para enero del 11%. ¡Encima tenemos que agradecérselo! Pero nuestros bolsillos no lo reconocen así. Todo lo contrario, nuestros bolsillos sufren más y es que a muchos, tristemente, no les queda hilo para coser tanto agujero y con tanta subida del recibo eléctrico, no saben como encarar ni siquiera sus propias vidas.
José Manuel Soria ha resultado ser un artículo de lujo para los españoles. Ya lo sabíamos en Canarias y ahora muestra todo su potencial al resto del país, donde gana amigos que le puedan garantizar estabilidad económica en un futuro a cambio de perder la simpatía de la ciudadanía nacional. La soberanía reside en el pueblo o por lo menos eso me enseñaron, pero este ministro se cree el emperador de la energía eléctrica y eso los españoles no deberíamos consentirlo.
Aprovechen la luz del día, dúchense con agua fría, la secadora, quien la tenga, que no la use, pongan más bombillas de bajo consumo, utilicen más las linternas y hasta váyanse a coger luciérnagas al monte, serán indicaciones futuras que recibirán los consumidores como sigan este ministro y el PP gobernando en este país, y es que ya debemos plantarnos y no darles más pie a que nos sigan avasallando y cargando con sus ineptitudes como gestores.

Bromas aparte, a muchos los constantes repuntes del recibo de la luz y las trabas puestas a las energías renovables por el PP, que hacen inútil su utilización como alternativa, no les supondrá nada, pues pueden asumir los costes, pero he aquí el momento en este texto que aprovecho para pedirles que sientan empatía hacia aquellos a los que un 2,3% más de gasto les supone quitarse pan de la boca. Sientan empatía por aquellos que están sufriendo la asfixia económica en sus hogares. Sientan empatía y pónganse en su lugar y entenderán lo duro que resulta vivir en este país porque gracias a políticos que miran sólo por sí mismos, tales como don José Manuel Soria, sufrimos lo que sufrimos y pagamos lo que no debemos pagar. ¡Basta ya!
VEGUEROS S.M.