jueves, 3 de abril de 2014

GENERACIÓN ENCONTRADA.-

Jazmina Suárez
Miembro del Colectivo Voces Transversales

GENERACIÓN  ENCONTRADA

Nos bombardean con la idea de que somos la generación perdida, una legión de jóvenes sin un futuro claro, una legión que antes de salir a librar la batalla ya está sentenciada.
Somos el orgullo de nuestros padres y la vergüenza de Europa. No hemos sabido crecer con ella a pesar de que nuestra generación previa nos ha dado los útiles necesarios para ser grandes.  La idea de estar perdidos ante tanta desolación nos abruma. Cargamos el peso de la expectativa y nos duele tanto como el no fracaso. Y es que no podemos fracasar, ¿cómo íbamos a hacerlo sin ni tan siquiera oportunidades?
Somos la generación de las mentes grandes atrapadas en créditos que no se pueden pagar, carreras a las que no podemos acceder y Universidades donde lo que se cotiza son valores en bolsa y no jóvenes promesas.
Hemos aceptado la sobrecualificación y nos hemos resignado a ella, la desigualdad se ha convertido en nuestra amiga más cruel y el desempleo en una realidad que día tras día nos merma.
Nuestro sueño, aquel de acceder a una vivienda que ahora tasa a precios inasequibles. Los banqueros se han convertido en nuestros verdugos más crueles.
Abandonamos a nuestras familias y amigos para salir fuera, con la esperanza de encontrar allí las oportunidades que no hayamos aquí. Con la esperanza de que fuera hallemos a alguien que confíe en nosotros, en lo que somos capaces de hacer.
Una generación destinada a no poder acceder a la formación que quisiéramos por el entramado burocrático que nos han impuesto.
Canarios y canarias que tienen que abandonar sus islas, que ven como las colas del paro doblan esquinas y como los días diez de cada mes se han convertido en salvación y martirio para muchos de sus familiares.
Cientos y miles de nosotros que ven día tras día como el dinero se destina a fines ininteligibles, y nos sentimos insultados por dirigentes que no nos representan.
Protagonizamos  todo aquello que durante años se ha hecho mal pero que nos vendieron como  un gran ideal de futuro previo pago.
Luchamos cada vez que salimos a la calle con las miles de barreras que nos encontramos sin entender porqué no hay mayor versatilidad.
Y sin embargo, nos hemos encontrado. Somos capaces  de pensar críticamente, preparados para enfrentarnos al porvenir con esperanza.
Esos que han sido capaces de organizarse y detener plazas, de emerger de entre tanta calaña burguesa y hacerse oír, de hacer que ciegos vean.
Nos interesa la política y tenemos conciencia social, atrás hemos dejado la insensibilidad aprendida de generaciones previas.
Hemos encontrado entre nosotros un salvoconducto al que aferrarse  y el miedo a nuestros verdugos comienza a disiparse.
Somos la generación que muy a pesar de algunos ha encontrado la forma de alzar su voz y de romper fronteras sin  violencia; la que ha encontrado, a pesar de estar perdida, una vía para unirse y plantear un cambio. Somos la generación encontrada. 
VEGUEROS S.M.